Sexualidad

Diferencia entre el Swinger y el Poliamor

Publicado el

Mientras cada vez un menor número de personas elige el matrimonio como forma de vida, otras como el poliamor van ganando terreno de manera veloz pese a que no cuenta con reconocimiento legal.

El poliamor se define como la relación sentimental o sexual, que sostienen dos o más personas con consentimiento de todos los involucrados, una forma de vida que ya es muy común en países de Europa como Inglaterra lo mismo que en Estados Unidos y en el último lustro en México.

Entre los jóvenes, el poliamor ya es una realidad al vivir ya no en parejas, sino en lo que se conoce como “triejas”, compuesta de tres personas, de cuatro o más personas o las relaciones jerárquicas o anárquicas relacionales, etc, que muestran un rechazo al matrimonio y son expresiones de uniones libres.

No en vano, en el programa de televisión First Dates se ven cada vez más parejas que se definen contrarias a establecer parejas monógamas cerradas.

El Observatorio de Consumo Joven, junto con la consultora Ibarómetro y la Universidad de Palermo, dieron a conocer un estudio realizado entre población de entre 18 y 30 años, que revela que el 25 por ciento de los consultados considera acertada la posibilidad de tener relaciones con más de una persona a la vez.

En Inglaterra, desde el año 2000, la comunidad de personas que vivía guiada por el poliamor, sobrepasaba las 5 mil. Hoy en día se cree que lo practican casi 100 mil personas. Estados Unidos, país con una restricción absoluta sobre esta forma de vida pues le retira los hijos a quienes lo practican, tiene a cerca de un millón de personas viviendo bajo este esquema.

En España, no hay estudios al respecto, pero se calcula que va en franco crecimiento ante el agotamiento del matrimonio que resulta poco atractivo ante las emociones. El gobierno aún no lo considera como parte de la situación jurídica de los adultos ya que sólo hay opciones para casado, pareja de hecho, soltero o divorciado.

En las redes sociales, ya existen grupos de poliamor en casi todos lados del país y desde luego muchos en diversos países, donde existen comunidades que dan a conocer su pensamiento y organizan talleres, coloquios, conferencias y diversas actividades.

Diferencias entre SWINGER y POLIAMOR

La poligamia como definición legal, habla de un «régimen familiar que permite que un individuo esté casado con varios individuos al mismo tiempo», ya sea hombre o mujer . Esta posibilidad legal no está permitida en Occidente; Asimismo, la religión católica, el hinduismo y el judaísmo también se utilizan como forma de convivencia, y el amor conyugal debe ser exclusivo y por lo tanto monógamo. Por su parte, los pueblos del Islam dan todo el apoyo moral y legal; No obstante, la poligamia no abarca las relaciones o los encuentros sexuales ocasionales que una pareja hace de forma voluntaria manteniendo su unidad como binomio, tal como las orgias, el intercambio de parejas, los tríos o el Gang-Bang.

De alguna manera la religión es la raíz de la estigmatización de las relaciones múltiples en esta sociedad, pues el aspecto moral inculcado por la religión y la misma sociedad occidental inducida por siglos de imposición religiosa han coartado la fantasía natural del ser humano, y que tan sólo ciertas personas afortunadas se atreven a vivir, bien sea realizando tríos, practicando el poliamor o entrar en un club de «swingers».

Primero que nada es bueno definir o explicar qué es el poliamor y también qué significa ser «swinger». El tema es la preferencia y la práctica de relacionar sexual y/o amorosamente con personas diferentes a la vez . Claro está, esto debe ser aprobado por todos los que están involucrados, ellos deben ser conscientes de la situación y aceptarla.

Por cual, en el poliamor, la pareja no es el centro fundamental, ni la exclusividad. Lo pueden practicar personas solteras, matrimonios y novios, donde se intercambian e involucran verdaderos sentimientos.  

Igualmente, se dice que el tema es una manera de aprender y gestionar el efecto y se acepta cualquier tendencia u orientación sexual entre las personas que participan, al final las reglas son colocadas por dichos miembros . De tal forma que practicar el poliamor aumenta las posibilidades en muchos sentidos.

Ahora bien, por otro lado está en el término «swinger», que se refiere a las personas que aún se encuentran sentimentalmente emparejadas de forma con otra, a su vez tienen relaciones sexuales con otras personas o parejas que también dan su consentimiento para realizar intercambios o encuentros entre ellos. Es decir, cada parte involucrada da su aceptación sin imposición alguna, todos los participantes de mutuo acuerdo y el acto sexual se realiza al mismo momento, en presencia de ambas parejas. Por cierto, no cabe el engaño o la infidelidad.

Estos encuentros se pueden realizar en los clubes especiales, en las fiestas o eventos privados y actualmente, incluso a través de aplicaciones específicas para ello. Generalmente se dan entre parejas heterosexuales, pero no es limitante.

Las reglas que se cumplen por todos los miembros de una comunidad swinger son la de no involucrar sentimientos, por lo que se distinguen del poliamor precisamente en este componente. 

Por lo tanto, se puede ver las diferencias que existen entre el poliamor y el estilo de vida «swinger», y aunque se trata de una forma de vida sin ninguna atadura monógama, no está exenta de reglas que mantienen el amor y la unión sentimental limitada.

Lo importante es que la pareja tenga muy claro las condiciones y se conozca muy bien, ya que si son personas celosas, muy arraigadas a la religión o decide realizar dichas prácticas al margen de su pareja sentimental por el mero deseo de vivir experiencias que a su pareja no le guste disfrutar, pues es posible que la situación produzca un grave conflicto emocional y se termine provocando una situación incómoda para ambos e incluso la ruptura.